“Claro señora, es accesible”

¿Qué es accesible?…….Depende de la persona, del día, del lugar……..

Ayer por la mañana decidimos salir a pasear. Cada día me cuesta más trabajo,sobre todo cuando tienes un problema de movilidad. Aunque estoy decidida a seguir caminando, me doy cuenta de que esto no sería posible sin la ayuda de alguien.

Conforme va pasando el tiempo, me doy cuenta que el problema  es que cada uno entiende de una forma diferente las barreras arquitectónicas. Esto le sucede incluso a  los profesionales que se dedican a la accesibilidad , cada persona ve sus dificultades en función de su experiencia.

Durante el paseo decidimos ir desde la estación de cercanías de Victoria Kent (Málaga) a Fuengirola.

Así comenzaría nuestro primer viaje accesible en el cercanías de Málaga.

Primero entramos en la estación y nos dirigimos hacia los paneles de información, para comprobar si nuestra ruta era accesible en silla de ruedas, pero no encontramos ninguna información al respecto .Como era domingo, no había personal para informar, sólo se encontraba un guardia de seguridad. Le preguntamos si con la silla de ruedas podríamos llegar hasta Fuengirola.

Nos dijo “Sí señoras, es accesible”.

Durante el camino nos dimos cuenta que la accesibilidad para este guardia de seguridad era que hubiera ascensor.

Decidimos continuar ante la seguridad del guardia y compramos los tickets. Bajamos al andén en el ascensor, y cuando llegó el tren, entramos con dificultad porque había un hueco entre el tren y él andén,pero conseguimos entrar.

Por el camino nos fuimos dando cuenta de que en ninguna de las estaciones salvo en la del aeropuerto había posibilidad de salir con la silla de ruedas.

Había que buscar solución,la única persona que podría informarnos era la guardia de seguridad que se encontraba dentro del tren ,a la que le preguntamos si podríamos salir en Fuengirola y nos dijo:

 “Claro, sin problema, es todo accesible” “Lo único es que cuando queráis salir , colócate de espaldas hacia la puerta y desplázate hacia atrás ,pero las ruedas de la silla tienen que ser grandes , si no es imposible salir”.Ante esto le pregunté “¿ Y si tengo problemas porque el hueco es demasiado grande?”. A lo que me contestó:” no te preocupes, ya alguien te ayudará”

Para ella accesibilidad era que el tren tuviese una rampa en la puerta de acceso  para personas con discapacidad .

Pasamos el día en Fuengirola y regresamos por la tarde en el cercanías con un grupo de amigos. Hicimos nuestra pregunta al encargado de la estación,¿Es accesible hasta Málaga?     

Nos dijo “claro señora,es accesible”.

Durante el camino nos dimos cuenta que la accesibilidad para esté guardia de seguridad era que funcionara el montacargas.

Así que llegamos de vuelta a la Estación de Victoria Kent.

Pero aún nos quedaba el final ,os lo cuento: Al pasar por el control de seguridad, en la estación de Victoria Kent  nos paró el guardia de seguridad , y le preguntó a mi hermana, que me llevaba en la silla:

“¿Tiene usted el ticket?”.A lo que ella  contestó que sí. “Es que no le vi que lo pasara”

Para que mi hermana hubiera podido pasar el ticket, tendría que haber vuelto a entrar y pasarlo,¿Es esto  necesario?

Después de ésta experiencia, mis conclusiones para viajar con movilidad reducida son :

Hacer  preguntas específicas sobre tu propia dificultad ¿se puede bajar/subir ?¿ con silla de ruedas se puede acceder al tren?No hacer pregunta genéricas tipo ¿Es accesible el cercanías para realizar mi ruta?.

Y así acabó esta historia. Doy las gracias a todos los que me ayudaron para subir al tren y a  los que no nos ayudaron también.Gracias a mi hermana Mº Jesús, mis sobrinos y amigos.

 

Anuncios

Parece que no,nos adaptamos.

A veces creemos que es imposible, pero no hay nada imposible si nos lo proponemos.

La verdad es que solo hay que poner un poco de nuestra parte. Pensar que de una forma u otra lo conseguiremos , sino es que no era nuestro momento.